miércoles, 18 de abril de 2012

El sabor de un beso

Del Baúl de los Post. Una historia que me contaron. O conté. Un sueño en una noche de primavera




Lola disponía los servicios para los primeros cafés de la mañana cuando entró Jota
-Muy temprano,  jefe. ¿Café sólo y corto?
-Manzanilla, Lola. No quiero perder el sueño.
-¿Eh?
-Un sueño, Lola, no lo quiero perder. Vale, te cuento rápido.



Ha sido esta noche, poco antes de despertar, de madrugada. No distingo bien quién me acompaña, un amigo, o un socio de una sociedad inexistente. Alguien. Subimos, un ático creo. La recogemos y bajamos con ella, una mujer, por la escalera. Nos retrasamos, ya solos la acorralé en un rincón de un tramo de la escalera, le cerré el paso con un palo largo. Me miró, recuerdo sus ojos:  brillantes, penetrantes, juguetones. Apartó el palo y me retó con sus lábios húmedos y una sonrisa silenciosa. Unimos nuestros cuerpos; ella contra la pared, yo apoyado sobre ella. Era, su cuerpo, confortable; estaba, su cuerpo, ardiendo. Las bocas se buscaron.




Fue entonces, cuando nos besamos, el momento en el que supe quién era. Un beso, si es de verdad, no se olvida.

He despertado después del beso -por una vez los sueños han respetado mi momento de gloria- y no he sabido ponerle nombre al rostro, ni siquiera rostro a esos labios, a esos ojos. Pero el beso tenia, tiene, nombre de pasado. Un beso, si es de verdad, no se olvida. El beso le ha puesto nombre a los labios, a los ojos.

Ahora sé de quién es el beso furtivo, clandestino...sincero. Un beso de verdad, con sabor. Con un sabor que no se olvida.



-Es por eso, amiga mía, que no quiero perder el sueño.
-Ummmm...uno de esos besos que retornan por primavera, cuando el sol empuja a la noche y el calor al frío.
-Es el beso de un ayer.
-Esos besos no caducan, te lo digo yo, Jota. ¿Sigues queriendo manzanilla?
-Me siento extraño, creo que es mañana para un chupito de Jack Daniel´s
-Uno para ti y uno para mi. Y chin-chin, por los besos que regresan cada primavera
-Por el mañana, Lola, brindemos por un mañana con los besos del ayer.


Nunca se brindó tan temprano en el Búho Bizco.


.




24 comentarios:

  1. Sí que es cierto que esos besos marcan.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y quién quiere ponerle rostro ni nombre? lo mejor es poder tenerlos, saborearlos y como bien dices tú, no olvidarlos, hace tiempo que no tengo un sueño digno de llevarlo al blog. por lo que te envidio, jodío.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas de Jota. Demasiado soñador.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hay besos que nunca se olvidan, tienes toda la razón, nos marcan para siempre y de vez en cuando, un sabor, un olor o un sueño nos lo recuerdan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos lo recuerdan y nos dibujan una sonrisa...nostálgica

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hay besos tan hechizantes como estas hermosas palabras. Yo también tomaría una manzanilla para no perder el dulce sueño.

    es precioso :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay sueños que si se pudieran embotellar....

      Gracias, Esilleviana. Un abrazo

      Eliminar
  5. Sí, a todos nos ocurre, pero tú lo describes muy requetebien..
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Candela. Y gracias que nos pasan estas cosas; son como un bálsamo.

      Eliminar
  6. hay sueños de los que nos se quiere despertar y cuando despiertas te das de bruces con la realidad..

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay sueños que hay que atraparlos, absorberlos y hacerlos parte de uno mismo.

      Abrazos

      Eliminar
  7. Hombre, y llegaron a la conclusión que era: el chupito.
    Esos besos de sueño, que también ensoñadores, saben a niebla, a noche, al alma desnuda, a vernos besar y ver los labios mientras nos besan. ¿Qué podría ser mejor que ser espectador y actor de un encuentro semejante?

    ¡Bella historia!

    Saludos pues.

    F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperanza es convertir los besos de sueño en besos de vigilia...

      Gracias por tu visita. Un saludo

      Eliminar
  8. ¡Ay, los besos! Qué bonito, está vez te has puesto romántico y nostálgico. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Javir.
    Hay cosas que no se olvidan nunca... ;D
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se pueden fotografiar los sueños?

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Hola Javir.
      Sí. Una fotografía nos enseña el pasado, el inmediato presente y puede tener un significado personal que hace visible un sueño futuro.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. ...hacer visible un sueño futuro...¡¡chapó!!

      Eliminar
  10. una foto... pueden ser pequeñas verdades imborrables? qué te parece? :))

    gracias por tu visita y amabale comentario Javier.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Esilleviana. Siempre un honor visitarte y recibirte.

      ...pequeñas verdades imborrables...hay verdades que mejor es borrarlas.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Estoy empezando a tener ganas de tener un Jota en mi vida.
    Creo que ya me va tocando...

    ResponderEliminar
  12. Los Jotas van y vienen. Como las Ricchis; aun espero una.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...