domingo, 23 de septiembre de 2012

Perded toda esperanza...


La inscripción en la puerta del Infierno




Antes de mí ninguna cosa fue creada
sólo las eternas, y yo eternamente duro:
¡Perded toda esperanza los que entráis!»


Estas palabras de oscuro tono
vi escritas en el dintel de una puerta:
Y dije: Maestro, me es duro el sentido.



Fragmento de la Divina Comedia. 
El Infierno: Canto III
Dante Alghieri


-------------------------------------------

Mientras busco un número de teléfono en la agenda del móvil, se cuela, de pronto, sin esperarlo, un nombre en la pantalla. Suelto el botón que ordena la búsqueda y leo el nombre una y otra vez. Ahora solo lo miro, lo miro en silencio, con las entrañas encogidas. Pasan los segundos sin atreverme a dar la orden. Dos minutos eternos con la memoria en ebullición y la mirada clavada en el nombre. Hablo conmigo: ¡bórralo!; sí, es lo lógico -me respondo-, lo suyo es que lo borre. Le doy a "opciones" y desplazo la pantalla hasta que aparece "Borrar contacto". Lo siguiente es "seleccionar" la opción. Dudo. Mi dedo pulgar acaricia el botón. ¡Ufff!, habrá que hacerlo. Presiono convencido de que desaparecerá la entrada. Pero el móvil, hijoputa, me pregunta si estoy seguro de que quiero eliminar el contacto. En pantalla, un "sí" y un "no". Paseo mi pulgar de una respuesta a otra. Una vez y otra, y otra. Cierro los ojos y aprieto el sí. Ya es definitivo. Es ahora, justo ahora, cuando eres consciente de que la ausencia es definitiva. Para siempre. Sin esperanza de que vuelva. "Perded toda esperanza...". Miras la pantalla del teléfono y, aun sabiendo que ya no está, buscas el nombre en al agenda. Confirmado, ha sido eliminado. Eternamente. "Me es duro el sentido"

-----------------------------------------------

Lo terrorífico no es el lugar, es el tiempo. Dante, en la puerta del infierno, no detalla los sufrimientos que esperan a los que crucen la entrada; es más cruel, les dice que pierdan la esperanza de salir. Entrarás y sufrirás sin esperanza de escapar. Sin esperanza, para la eternidad, como eliminar del móvil a alguien que se ha marchado.Irrecuperable, para siempre, duro el sentido...   

13 comentarios:

  1. Eso es lo que habría que poner en las aduanas de entrada a España, perded la esperanza, de encontrar trabajo, de hallar justicia, de tener esperanza en el mañana, aquí solo encontrareis juerga flamenca sol y moscas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Y fútbol!

    Pero el mayor de los males es la desesperanza. Y hay momentos en que se escenifica esa desesperanza, momentos en los que te arrugas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Dioj santo!

    Eso te pasa por usar móviles de última generación..:P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un nokia, Candela, un nokia última generación: con tapa. Estoy a la espera de que alguna compañía me considere interesante (a ver, estoy esperando a que alguna empresa de telefonía me considere un buen cliente)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Cuando se toma una determinaciòn hay que mirar hacia delante y olvidarse de aquellos dìas que quedaron en el pasado.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La memoria es caprichosa y rebelde, fus.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Borrar el móvil de un amigo por una causa tan triste, dolorosa y profunda como es su despedida para siempre se considera un olvido abisal. Ahora bien, ten en cuenta, que en ocasiones he borrado el móvil de compañeros/as que por diversas circunstancias guardaba en mi agenda y no he sufrido nada al aceptar al operación. También puede ocurrir que su móvil se lo proporcionen a otra persona? en los móviles no sé si ocurre pero sé que en los fijos sí sucedía.

    Un abrazo amigo, solo hay que esperar algo de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo es mejor borrarlo que encontrártelo de sopetón cuando abres la agenda.

      Gracias, Esilleviana. Un abrazo

      Eliminar
  6. Hay números de tlf que hay que borrar para que la memoria los entierre en la bruma del pasado como a esos camareros,amantes, compañeros de facultad que una/uno ya no recuerda. Caras anónimas,números vacios, palabras ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Camareros? A golpe de viaje he descubierto que una buena red de camareros facilita la vida con mayor eficacia que los propios dueños del lugar.

      Y tienes razón, Natalia, de tanto en tanto hay que limpiar la agenda. Lo malo es cuando la limpieza es forzada.

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho tu entrada, Javir, y es que es algo doloroso perder a un amigo, y más borrarlo de la lista de contactos para siempre, pero su número no puedes tenerlo en la agenda porque sería más duro encontrar su nombre ahí sabiendo que no vas a volver a llamarlo.

    Animo Javier.

    Hoy te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la almendra del asunto, Maria. Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  8. Cualquier despedida forzosa es triste, más si se trata de un amigo. Por mucho que lo elimines de la agenda es imposible hacer desaparecer su recuerdo. Eso aún no lo han conseguido las máquinas... afortunadamente. Mucho ánimo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...