lunes, 3 de enero de 2011

A 362 días de Fin de año

Ayer por la tarde, hora del café, una llamada: Feliz año Nuevo y todo eso. Mira que te llamo también para decirte que en nochebuena enterraron a Fulanito de Tal. Sé que fue un buen cliente tuyo y que teníais buena relación.
-¡Coño, pero si era más joven que nosotros!
-El corazón, ya sabes.

-----------------------------

Ni la del alba sería cuando un grito -¡papá, papá!- de mi hija en transito resonó en toda la casa. A pesar de que el grito me reclamaba a mi expresamente, perdí la posición en la última curva del pasillo.
-¿Qué es, niña, un mal sueño?
-Sí, nos querían matar
-Ya ves que los que estamos aquí somos de confianza. Me quedo hasta que te duermas.

Por no avivar el mal sueño no le pregunto quién nos quería matar ni otros detalles que, por no conocerlos, me tuvieron en vela un buen rato. Exceso de prudencia, me digo.

Por la mañana me intereso por los detalles y me dice que solo recuerda una mano que salia de un armario mientras ella gritaba ¡papá, dispara que nos quiere matar!. 



¡Joder, y quedan 362 días del 2012!  Espero que tengan todos un buen año.

.

2 comentarios:

  1. Ay los sueños, si podriamos controlarlos. Un abrazo y feliz 2011.

    ResponderEliminar
  2. Los sueños... sueños son y algo más. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...